Yoga primer trimestre embarazo

Vinyasa yoga primer trimestre

Tanto si no has practicado yoga ni un solo día en tu vida, como si eres una yogui dedicada a diario, ¡este post es para ti! Ambos tenéis algo maravilloso en común. Estáis recién embarazadas y estáis creando una hermosa vida dentro de vuestro milagroso ser. El yoga es un gran ejercicio durante el embarazo (cuando se modifica por seguridad), ya que alivia el estrés, los dolores y las molestias, te conecta con tu bebé interior y te permite descubrir una nueva fuerza y poder desde dentro. Consulta nuestro post sobre los beneficios del yoga prenatal aquí.
Antes de practicar cualquier tipo de ejercicio, siempre es importante consultar con tu médico para asegurarte de que es seguro tanto para ti como para tu bebé en crecimiento. Hay muchas cosas que hay que tener en cuenta antes de empezar o continuar con la práctica del yoga durante el primer trimestre. ¿Cómo te sientes? ¿Cuál es tu objetivo con la práctica? ¿Es tu primer embarazo? ¿Cómo es tu embarazo a los ojos de tu médico? Tú y tu médico sois los que mejor conocéis tu cuerpo y tu situación, por lo que es importante que te tomes un poco de tiempo para evaluar qué tipo de yoga y en qué medida es mejor para ti durante este momento tan delicado. Si se considera seguro, el yoga es un gran ejercicio que puedes retomar si no lo has practicado nunca en tu vida durante el embarazo. También es algo que las yoguis experimentadas y dedicadas deberían seguir practicando durante todo el embarazo, especialmente si el yoga alivia el estrés y la ansiedad en tu día a día.

Yoga en el primer trimestre del embarazo youtube

“¿Debo practicar yoga durante el primer trimestre?” es una pregunta que me hacen con bastante frecuencia. Como tantos otros temas relacionados con el embarazo, te encontrarás con una gran variedad de opiniones e ideas, muchas de las cuales entran en conflicto. Un profesor que conozco cree que es inapropiado practicar durante el primer trimestre, mientras que otro profesor con el que hablé dijo que está completamente bien, y que no necesitas modificar tu práctica en absoluto hasta el segundo trimestre. Mi opinión al respecto se sitúa en un punto intermedio. Creo que puedes continuar con tu práctica o incluso empezar una práctica de yoga en el primer trimestre, pero hay algunas modificaciones que yo incorporaría de inmediato.
También existe la creencia de que si realizabas una actividad antes del embarazo, puedes seguir disfrutando de ella durante todo el embarazo, sin cambios ni modificaciones. Mi problema con esta teoría es que ignora los cambios hormonales, fisiológicos y anatómicos que se producen en el cuerpo de la embarazada, independientemente del condicionamiento previo al embarazo.
Centrándonos más específicamente en el yoga y en el primer trimestre, las estudiantes pueden encontrarse con los retos de las náuseas y la fatiga. No todas las mujeres experimentan esto, pero para las que lo hacen, incluso pensar en el ejercicio físico puede estar totalmente fuera de lugar. Mi experiencia personal fue que el yoga me ayudó a superar las náuseas y la fatiga. Sin embargo (subrayo), eso no es lo que pueden sufrir otras personas. Otra cuestión que puede surgir es la de revelar tu embarazo. Aunque creo que es importante que le digas a tu profesor de yoga que estás embarazada si sigues tomando clases generales, puede que no te sientas preparada para contarle a la gente tu noticia.

Yoga prenatal primer trimestre para principiantes

El yoga y el pilates para embarazadas ofrecen ejercicios específicos que pueden ayudar a estirar, flexibilizar y fortalecer los músculos. Se recomienda que el fortalecimiento de las mujeres embarazadas incluya todos los grupos musculares principales.
Tanto el yoga como el pilates utilizan la respiración concentrada y la atención plena, que han demostrado mejorar la salud mental al reducir el estrés, disminuir los síntomas de ansiedad y depresión, mejorar el estado de ánimo y promover la relajación.
El yoga también puede reducir el dolor lumbar, dependiendo del tipo de dolor que se tenga. Si tienes dolor de espalda, es mejor que lo consultes con tu fisioterapeuta o médico y se lo comuniques a tu instructor de yoga o pilates.
Las clases de yoga y pilates especialmente diseñadas para el embarazo suelen incluir ejercicios para el suelo pélvico. Estos ejercicios ayudan a fortalecer y tonificar los músculos que sostienen el suelo pélvico, lo que puede impedir las pérdidas accidentales de orina durante el embarazo o después del nacimiento del bebé.
Asegúrate de que tu sesión de yoga o pilates no incluya movimientos que puedan provocar fuertes golpes a tu bebé, que te hagan saltar y rebotar mucho, que te hagan cambiar de dirección repentinamente o que te hagan caer.

Yoga en el embarazo temprano nhs

Tenga en cuenta que no ofrecemos reembolsos. Cada evento/curso/formación/aproximación de bienestar tiene su propia política de cancelación específica que aparece en cada página de inscripción. Por favor, tómate el tiempo de leerlas en su totalidad antes de inscribirte.    Cada evento/cita que organizamos es en colaboración con un profesional que centra su carrera independiente en la salud pre y postnatal. Este es su hermoso medio de vida. Por eso tenemos estas políticas. Muchas gracias por su comprensión. Jamie Kalynuik, fundadora de Yoga Mamas