Posiciones de yoga faciles

Tabla de posturas básicas de yoga

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
El yoga no tiene por qué ser difícil. Si esta mañana te has levantado de la cama y has estirado los brazos por encima de la cabeza, ya has hecho una postura de yoga. El yoga introduce la atención a los estiramientos para que prestes atención a tu alineación y a cómo se sienten realmente las posturas en tu cuerpo.
Muchas posturas básicas de yoga resultan muy familiares. Nuestro cuerpo se dobla y se pliega de forma natural en las posturas. Con atención y con respiraciones conscientes, puedes crear una secuencia como la que se muestra a continuación, que es orgánica a la forma en que se mueve tu cuerpo. Esta secuencia de 10 posturas parece sencilla, pero estirará y fortalecerá tus principales grupos musculares.

Posturas de yoga de pie para principiantes

Aunque llevo casi tres décadas practicando yoga, todavía me siento atraído una y otra vez por las posturas “fáciles”. He jugado con posturas más avanzadas, pero las posturas y prácticas básicas para principiantes parecen ofrecer los mayores beneficios a largo plazo con el menor riesgo. Sin necesidad de una fuerza o flexibilidad sobrenaturales, podemos movilizar y lubricar nuestras articulaciones, mejorar nuestra postura y equilibrio, estimular la digestión, potenciar la energía, calmar el sistema nervioso y crear concentración y claridad mental, a cualquier edad o etapa de la vida.
Hay un proverbio sánscrito: “Porque la respiración es la vida; si respiras bien, vivirás mucho tiempo en la tierra”. La sabiduría occidental está de acuerdo. No parece importar si utilizamos la respiración diafragmática (también llamada respiración abdominal o del vientre), la respiración profunda de la caja torácica o una técnica específica de pranayama: las investigaciones sugieren que la respiración lenta y profunda puede desencadenar la “respuesta de relajación”, ralentizando la respiración y el ritmo cardíaco, reduciendo la presión arterial, calmando la digestión, mejorando la energía y reduciendo el estrés y el dolor percibido. Y lo que es mejor, esta herramienta está al alcance de todos, independientemente de la lesión, la edad, la amplitud de movimiento o la fuerza física.

20 posturas de yoga

Postura del niñoEsta postura tranquilizadora es una buena posición de pausa por defecto. Puedes utilizar la postura del niño para descansar y volver a concentrarte antes de continuar con la siguiente postura. Estira suavemente la parte baja de la espalda, las caderas, los muslos, las rodillas y los tobillos y relaja la columna vertebral, los hombros y el cuello.
Sé consciente: Concéntrate en relajar los músculos de la columna vertebral y la zona lumbar mientras respiras.Postura del niñoEsta debería ser tu postura preferida siempre que necesites descansar un momento durante un entrenamiento de yoga.PruébalaPerro mirando hacia abajoEl perro mirando hacia abajo fortalece los brazos, los hombros y la espalda mientras estira los isquiotibiales, las pantorrillas y los arcos de los pies. También puede ayudar a aliviar el dolor de espalda.
Ten en cuenta: Concéntrese en distribuir el peso uniformemente a través de las palmas de las manos y en levantar las caderas hacia arriba y hacia atrás, lejos de los hombros.Perro mirando hacia abajo Esta es una de las posturas de yoga más comunes.  Pruébala. La postura del tablón, un ejercicio muy común, ayuda a fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas.
Sé consciente de ello: Al hacer la plancha, imagine que la parte posterior del cuello y la columna vertebral se alargan. Esta postura común puede fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas. Es una buena postura para aprender si quieres trabajar en posturas más avanzadas, como los equilibrios de brazos o las inversiones.

Saludo al sol

Algo que ya sabes pero que olvidas convenientemente: tu trabajo de oficina te está matando silenciosamente. Por supuesto, hay un mayor riesgo de cáncer, obesidad y enfermedades del corazón, pero también hay una mayor probabilidad de que tu situación en el ordenador te esté convirtiendo en el jorobado de la sede corporativa.
Angela Leigh, directora del programa acreditado por la ACE y la AFAA en Pure Yoga, de Nueva York, señala que la mala postura que se adopta al estar encorvado en una silla durante mucho tiempo a menudo significa que la gente desarrolla el síndrome cruzado superior y la tensión de los flexores de la cadera (en pocas palabras: un núcleo debilitado, músculos de la espalda demasiado estirados, disminución de la flexibilidad de la columna vertebral y dolor general de espalda y cuello).
La postura de la plancha es una trifecta: fortalece el tronco y la espalda y abre el corazón. Las piernas y los glúteos se activan, y el vientre se levanta para sostener la parte posterior del cuerpo mientras el esternón se desliza hacia delante. Los omóplatos están en sus bolsillos, dando espacio a las clavículas para sonreír ampliamente. Mantén el cuello largo como una extensión natural de la columna vertebral y lo más importante… respira.