Diferencias entre yoga y pilates

Cuerpo de pilates

El ejercicio de baja intensidad en estado estable es de bajo impacto para nuestros huesos, articulaciones y ligamentos, lo que puede ayudar a prevenir múltiples lesiones como la artrosis, la osteoporosis, las fracturas o los huesos rotos. Ayuda a desarrollar la aptitud aeróbica (resistencia) a través de un mejor flujo sanguíneo y transporte de oxígeno que resulta en un músculo cardíaco más fuerte y eficiente.
El ejercicio aeróbico permite al cuerpo descomponer los carbohidratos y las grasas para obtener energía. El ejercicio de bajo impacto, como el Pilates y el yoga, es ideal para reducir la velocidad y hacer ejercicio a su ritmo de “recuperación”, lo que también puede ayudarle a alcanzar sus objetivos más rápidamente. Las investigaciones sugieren que deberíamos realizar entre 3 y 4 sesiones de intensidad moderada de entre 30 y 60 minutos a la semana para gozar de una buena salud cardíaca, pulmonar y muscular.
Teniendo esto en cuenta, es importante que tengamos un equilibrio entre el ejercicio adecuado para no agotarnos y provocar lesiones. Las ventajas del Pilates clínico y del yoga son que permiten al cuerpo conseguir un buen fortalecimiento y estiramiento de los músculos, a la vez que se realizan a una intensidad que probablemente no cause lesiones.

Stott pilates merrithew split-peda…

¿Te intriga aumentar tu forma física pero también buscas ponerte a tono con tu cuerpo? Si es así, es posible que haya reducido sus opciones entre el yoga y el pilates. Aunque parezcan similares, el yoga y el pilates son, en realidad, formas de ejercicio bastante diferentes que ofrecen resultados distintos. Echemos un vistazo.
¿Todavía no estás seguro de si el yoga o el Pilates son adecuados para ti? El mejor paso siguiente es probar cada uno de ellos. Cada día damos la bienvenida a nuevos alumnos en Firehaus Pilates, con un estudio profesional y una instrucción experta. Contacta con nosotros para ver si el Pilates es adecuado para ti.

Yoga vs pilates vs barre

Tanto el pilates como el yoga utilizan una colchoneta; ambos están disponibles como clase en el gimnasio, a través de la transmisión de vídeo en línea y en DVD; ambos ayudan a crear ese físico largo y delgado que deseas; pero ¿cuál es la mejor opción? A continuación te presentamos un breve desglose de las diferencias entre el pilates y el yoga para que puedas decidir cuál es el más adecuado para ti.
El yoga se creó en la India con el propósito de conectar la conciencia individual con la conciencia universal a través de la actividad física. En resumen, su objetivo es no sólo mejorar la salud física, sino también la emocional y espiritual. A través de movimientos repetitivos, el acto del yoga puede ser extremadamente terapéutico. Además de ser terapéutico, estos movimientos se centran en el desarrollo de la flexibilidad y la fuerza. Muchos tipos de yoga incluyen la meditación en algún momento del ejercicio. La parte meditativa del yoga tiende a atraer a las personas que buscan relajarse de las situaciones estresantes.
Hay muchos tipos diferentes de yoga, desde el Hatha, que es una gran opción para ayudar a relajarse después de un largo día, hasta el Kundalini, del que se dice que ayuda a las personas que tratan con adicciones. Si busca algo más estimulante desde el punto de vista físico, puede probar el yoga Sivananda, que consiste en una serie de 12 posturas comunes que ayudan a aumentar la flexibilidad y fortalecer los músculos.

Pilates frente al yoga para el dolor de espalda

Mientras que algunas personas adoran las vibraciones zen del yoga, otras prefieren el ardor que se produce cuando se pulsa la postura del barco en la clase de Pilates. Pero, ¿cuál es mejor para tu cuerpo? ¿Y cómo puedes decidir si el yoga o el pilates es el complemento adecuado para tu rutina de ejercicios? El doctor Cedric Bryant, presidente y director científico del American Council on Exercise, nos ofrece toda la información al respecto.P: ¿Cuál es la diferencia entre el yoga y el Pilates? Aunque tanto el yoga como el Pilates son ejercicios de bajo impacto y pueden realizarse en una colchoneta, en realidad son entrenamientos totalmente diferentes: La mayoría de las clases de yoga consisten en realizar una serie de posturas (como la del perro que baja, la del árbol, la del guerrero y la de la cobra) que utilizan el peso del cuerpo como resistencia. El objetivo es mejorar el equilibrio, la flexibilidad y la conexión mente-cuerpo.
A medida que fluyes por cada postura, tu instructor de yoga suele guiar también tu respiración. Lo ideal es que la respiración y el movimiento se sincronicen cuanto más practiques. A lo largo de la clase, es posible que utilices equipos como bloques, correas y almohadas para ayudarte a lograr las posturas que aún no eres lo suficientemente flexible para alcanzar. El yoga también incluye inversiones como paradas de manos y paradas de cabeza. Puede realizarse en un estudio con calefacción o sin ella, o al aire libre, y en la mayoría de las clases de asanas suele haber un componente de meditación o de establecimiento de intenciones. Aquí tienes una rutina de yoga de 10 minutos para que te hagas una idea de cómo podría ser un flujo típico: